La Demanda por Campos Superó a la Oferta en 2010

El Precio de la tierra subió entre 20% y 25% el año pasado

La fuerte suba en el valor de los granos repercutió directamente sobre la demanda de campos con aptitud agrícola y necesidades de nuevas áreas desbordaron la oferta de tierras. El aumento de los precios de ésta se verifica desde hace años.

La demanda del 2010 estuvo centrada en campos agrícolas, pese a que las empresas también hicieron negocios inmobiliarios por campos de actitud ganadera y forestal, pero no fueron de significación.

Los operadores aseguran que el interés se mantendrá durante este año, pero la posible sequía puede llegar a afectar la expectativa de los inversores.

“Trabajamos con un activo al aire libre y entusiasma más a los inversores si se mantienen los altos rendimientos en los cultivos o en la producción de carne. Si hay un problema climático que afecta el negocio, obviamente se hace menos atractivo”, aseguró a El País Sebastián Da Silva, uno de los principales de Da Silva Inmuebles Rurales.

De todos modos, más allá de las amenazas climáticas, el operador aseguró que, “detrás de una gran crisis, también aparecen buenas oportunidades de negocios”.

BUEN AÑO. Para el empresario, el 2010 fue un buen año para el mercado de tierras, porque también lo fue para los rubros agropecuarios. “No se hicieron tantas operaciones, pero los valores subieron”, dijo Da Silva.

Según su visión, el precio de la hectárea “viene manteniendo una suba constante de entre 20% y 25%”, una tendencia que se profundizó en 2008.

Los granos siguieron desplazando a las vacas que ya perdieron 1,5 millón de hectáreas, pero supieron compensar esa pérdida con una mayor producción en menor superficie y con precios en el mercado internacional crecientes.

Por su parte, Eduardo Caldeyro, principal de la firma Caldeyro Victorica Bienes Raíces, calificó el mercado de tierras del 2010 como “demandado”, coincidió con Da Silva en la suba de precios y reafirmó que la demanda se centró en campos agrícolas.

En cuanto a las perspectivas para este año, también concordó con Da Silva en que la demanda “se mantendrá” y analizó que, muy posiblemente, “con los aumentos en el precio de la carne y las positivas perspectivas internacionales para este rubro”, también se pueda “impulsar los negocios con destinos a ganadería. Estamos viviendo un gran auge en el mercado”.

INVERSORES. La corriente de inversores está promovida por empresarios de “fuera de la región”, le dijo Da Silva a El País.

Entre los inversores se encuentran algunos argentinos, pero principalmente europeos que llegaron para invertir, y según el operador, por los datos que maneja, “mantienen el interés”. Señaló que “todos los que están entrando al negocio a valores de US$ 7.000 y US$ 8.000 por hectárea, invierten para quedarse y traen tecnologías que cuidan el suelo y el medio ambiente”.

Por su parte, Caldeyro dijo que en su caso, los interesados por campos agrícolas fueron “grupos argentinos ya instalados, pero también hay europeos y estadounidenses”.

En semestre US$ 2.519 por hectárea

El precio promedio de la hectárea durante el primer semestre de 2010 fue de US$ 2.519, según datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Durante los primeros seis meses del año 2010 frente al mismo lapso de 2009 el precio subió 8%, siendo los departamentos más demandados Durazno, Lavalleja y Río Negro. Mientras tanto, los negocios con mayores precios se hicieron por tierras de Maldonado, San José y Flores. Desde el año 2000 se llevan acumuladas 25.133 operaciones de compraventa de campos por un monto de 6,3 millones de hectáreas, según la DIEA. En cuanto a arrendamientos durante el primer semestre, el promedio fue US$ 116/hectárea.

Pablo Antúnez para El País Digital

About the author: Caldeyro Victorica

Caldeyro Victorica Bienes Raíces es una compañía especializada en comercialización de bienes raíces urbanas y rurales de primer nivel. Se posiciona como líder de opinión y constantes innovadores en su materia. Trabaja contribuyendo a que Uruguay sea un destino para vivir, trabajar o invertir. Ofrece un servicio de primera clase, cumpliendo con los requerimientos de los clientes más exigentes. Su oficina en Carrasco refleja el confort y sofisticación que caracteriza a la marca. Un servicio diferencial, con transparencia, discreción y profesionalismo, que hace de esta empresa única.

Leave a comment

All fields marked (*) are required